sábado, 10 de diciembre de 2011

Y se hizo la luz...del vacio

(Así empieza mi primera colaboración para Hablando de Ciencia)


En el mundo subatómico, donde reina la física cuántica, ocurren fenómenos extraños que parecer chocar contra nuestra intuición. Uno de los más sorprendentes es que eso que llamamos vacío no está vacío. Se trata en realidad de un hervidero de partículas y antipartículas que constantemente se crean y se destruyen mutuamente. De acuerdo con el Principio de Heisenberg, uno de los pilares de la física cuántica, estos pares de partículas se crean por incertidumbre en la energía; podríamos decir que toman prestada la energía necesaria para su creación y luego rápidamente se destruyen y desaparecen, devolviéndola de nuevo. Su existencia es tan breve que no pueden ser observadas directamente; de ahí que se les llame partículas virtuales. Pero sus efectos indirectos sí pueden ser medidos.

¿Quieres seguir leyendo? Puedes hacerlo en Hablando de Ciencia.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada