jueves, 6 de septiembre de 2012

Hasta la vista, Vesta


Según ha confirmado la NASA, la sonda espacial Dawn ya ha dicho adiós a Vesta. Y lo ha hecho tan discretamente como llegó, encendiendo sus suaves motores de iones para describir órbitas cada vez más grandes, hasta que se ha alejado lo suficiente como para escapar de su atracción gravitatoria. De esta manera se pone punto y final a su misión científica en Vesta, que ha durado poco más de un año y que se puede calificar de un rotundo éxito.

He aquí algunos de los logros y conclusiones más importantes conseguidos por Dawn:
  1. Dawn se ha convertido en la primera nave espacial que orbita un cuerpo del cinturón de asteroides.
  2. Los datos recopilados por Dawn ponen de manifiesto que Vesta se parece más a un pequeño planeta que a un asteroide típico (más información en esta entrada). 
  3. Vesta se fundió completamente en el pasado y su interior se distribuyó en capas, formándose un núcleo de hierro.
  4. Vesta sufrió dos colosales impactos en su hemisferio sur, que han dejado enormes cuencas de cientos de kilómetros de diámetro.
  5. Estos dos gigantescos impactos crearon surcos que rodean por completo la superficie de Vesta.


Su siguiente objetivo es Ceres, el cuerpo más grande del cinturón de asteroides, y que desde 2006 ostenta la categoría de planeta enano. Para ello habrá que esperar un poco todavía, pues su llegada está prevista a principios de 2015.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada